Mentira la mentira. Mentira la verdad.

lunes, 30 de junio de 2014

Pinchen en la imagen.
Los adultos mienten. Ocultan la verdad porque creen que es lo mejor para ti, porque piensas que cuanto menos sepas más feliz serás. Te protegen del mundo que te rodean, te encadenan en casa para evitar que te hagan daño pero ellos no saben que el mayor daño son ellos. 

¿Sabes lo que te pasa si le ocultas algo a un adulto o le mientes? Cuando se enteran de la verdad (y se acaban enterando) te repudian, te gritan que eso está mal que no debes hacerlo, que están decepcionados contigo y con tu actitud. Mentir u ocultar la verdad son simplemente sinónimos y que tanto ni una cosa como la otra están bien...

Tu callas y agachas la cabeza, fingiendo arrepentimiento y prometiendo que no volverá a ocurrir. Pero ¿qué pasa? Los adultos no saben que son ellos los que te han enseñado a mentir. Ellos son los iniciadores de todo porque tu le has visto comentar que les encanta el regalo de cumpleaños pero luego, en la intimidad del hogar, juran que es el peor que han recibido y que preferirían otra cosa. 

Si aprendemos de ellos y eso es lo que hacen: ¿qué esperan de nosotros? ¿Que no seamos igual? Pero lo llevamos ahí, en nuestras venas. Mentir es esencial. Mentir es la diferencia entre caerle bien a alguien o no. Mentir supone un gran paso entre dañar o no a alguien.  Mentir es la cuerda que nos salva del abismo, es nuestro instinto de supervivencia: miente o muere

Pero todos saben que la mentira no es buena. Más vale una verdad dañina que una mentira que dura años y que, cuando se descubre, causa el doble de dolor que si desde un principio hubiésemos dicho la verdad.

"En este mundo todo es mentira" 

Por eso cuando me preguntan qué es lo que quiero ser de mayor yo siempre respondo: Sé lo que no quiero ser y no quiero ser adulto porque todos los adultos mienten. 

 Pero ya es tarde, al fin y al cabo todos nos convertimos en adultos mentirosos que solo intentan proteger a los pequeños de la verdad dolorosa. Pero cuando se descubre (ya se sabe que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo) nos duele el doble.

3 canciones:

Ailin Galante dijo...

Como seguramente sabes, me enamoré de tu relato. Ahora, no sabes la alegría que me da que lo quieras extender. Y justo que me estoy obsesionando con wattpad! Y nada, obviamente lo voy a leer.

Meg dijo...

Es una gran verdad, valga la redundancia. Todos tienden a mentir y lo que es peor, nos mienten. Hasta aquellos en los que más confiamos terminan siendo una moneda de dos caras y así, no me extraña que nadie confíe en nadie.

Un saludo!

Ailin Galante dijo...

Acabo de darme cuenta que me confundí con la entrada anterior xd.
Este relato me gustó mucho, tienes mucha razón de que el mundo está lleno d hasta las más insignificantes mentiras.
PD: http://www.thesoupofletters.blogspot.com.ar/2014/07/premios-3.html más premios para Lidia ;)

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)