Los lunes son horrorosos.

lunes, 30 de septiembre de 2013

No sé qué escribir...¿Qué es lo que ahora mismo estoy sintiendo en este momento? Trataré de describirlo con unas simples palabras escritas en un sucio papel:

los lunes son horrorosos, tienes que levantarte temprano, tienes que ir a clase. nada Me hace reír porque no me sale, los lunes dan asco.  y ahora estoy en estE pasillo y…
Miles de miradas observan cada paso que doy y yo  dirijo mis ojos al sUelo, es simplemente precioso ¿vErdad?  no, no lo es, quiero levantar la cabeza pero solo me encontraré con esos centenaRes de ojos esperando que haga algo estúpido pero no lo haré. solo escucho susurrOs por estos pasillos porque ellos esperan que haga algo realmente tonto, Pero yo solo ando con la cabeza gacha y las manos apretandO fuertemente mi archivador contRa mi pecho.
espero llegar pronto a Mi clase, aquella en la que me puedo sentar al principio de la fila sola, como sIempre, y peRderme en mi mundo. yA llego, solo un paso más y podré levantar mi cabeza peRo lo hago antes de tiempo, antes de entrar por las puertas y enTonces me encuentro con lo mejor que me pudiEra encontrar… a ti.

.............................................................................
Relato al más puro estilo de Taylor Swift 

Siempre me muero por...

domingo, 29 de septiembre de 2013

-¿No has sentido alguna vez que odias tanto a alguien que te encantaría matarlo?
-No, no soy tan violento como tú- dijo él mientras reía y recibía un leve puñetazo en el hombro por parte de ella.
-Lo digo enserio.
-Yo también. Pero, a ver, ¿a quién odias tanto?
-A ti
-¿¡A mí!? ¿Por qué?
-Porque te odio; por sonreírme cada mañana al verme, porque me tratas demasiado bien, porque me obligas siempre a sonreír con tus tonterías, ¡por todo!
-Estoy confuso… No deberías odiarme por eso.
-Sí, porque me haces creer en cosas que no sé si en verdad existen, me haces sentir cosas que no debería sentir por ti, y solo quiero que me aclares de una maldita vez todo este lío y me demuestres que mis sospechas no están solo en mi cabeza.
-¿Sospechas? ¿Sobre qué?
-Sobre lo que sientes hacia mí. ¿Soy una amiga para ti? ¿Soy más...? ¿Qué, dime, qué soy para ti? 
-Creí que estaba bastante claro. Te cuento todos mis secretos, me doy la molestia de separarme de mis amigos cuando te veo por la calle con tus amigas y te saludo, te llamo todas las tardes para saber si estás bien y siempre me muero por... 
-¿Te mueres por...?
-Déjalo, el caso es que con el tiempo, te has convertido en mi amiga y tras el paso del tiempo me he dado cuenta que eres mi mejor amiga. Son muchos años juntos el uno al lado del otro...
-¿Estás diciendo que quieres conservar la amistad?-dijo ella apenada. Él no habló- Está bien, siempre creí que entre tu y yo podría haber algo pero ya veo que lo único que conseguiré por tu parte es una simple amistad, que se verá un poco rota ahora que te he dicho esto pero entiendo que... 
En ese mismo instante, él se acercó a ella y calló sus palabras con un beso, siempre hablaba demasiado y por una vez en su vida él quería que no dijese nada. 
Él se separó de ella y le sonrió, ella estaba totalmente confusa. 
-Siempre me muero por besarte. 
Tras decir eso unió una vez más sus labios a los de ella. 
.............................................................................................................................
Holaa a todos!! ¿Sabéis que hoy es domingo...? ¿Asqueroso, verdad? Mañana insti y lista para estudiar porque ya tengo un examen y eso que llevamos.. ¿dos semanas de instituto? Aii... bueno este es mi último año de insti y la verdad que lo quiero disfrutar a tope a pesar de tener que estudiar. 
¿El relato? Bueno, lo he escrito a modo random... Me vino a la cabeza una frase y ya pues... relato hecho, no sé como pasa la verdad, es como un visto y no visto, cuando me doy cuenta ya está el relato hecho... jajaja 
En fin, DISFRUTAD DE LO QUE QUEDA DE DOMINGO! (Yo trataré de hacerlo... pero solo pensar que mañana es lunes...) 
 Feliz  Domingo (ningún domingo es feliz a no ser que el lunes haya fiesta o sea verano)! ^^ 

Starssleepy

miércoles, 25 de septiembre de 2013

El joven por fin tocó tierra, llevaba por lo menos ocho horas seguidas montado en su hermoso caballo negro y era hora de tomarse un descanso. La taberna que encontró en medio de aquel bosque por casualidad le sirvió de escusa para detenerse en su viaje.

Una pequeña cabaña, hecha con madera de los arboles que crecían por allí, se postraba a sus pies pidiendo al valiente joven que entrase por aquella puerta también de madera.  Así lo hizo y para su sorpresa lo que la cabaña le ofreció fue mejor de lo que esperaba. El lugar no estaba demasiado limpio pero tampoco era una auténtica pocilga.

El joven se acercó a la barra, curiosamente también de madera al igual que el suelo y las paredes, y pidió una bebida fuerte. No tardaron en servírsela y comenzó a beber.

-¡Eh, forastero!-gritó uno que estaba sentado en una bonita mesa hecha de… madera- ¡Venga aquí! ¡Debo hablar con usted!

El joven puso los ojos en blanco, cogió su jarra y se acercó a la mesa donde estaba sentado el hombre. Éste llevaba una barba descuidada y blanca, el pelo corto y la ropa algo sucia y rota.

-¿Qué queréis, buen hombre?

-No es de por aquí ¿verdad?- el joven negó con la cabeza mientras pegaba otro trago a su jarra- ¿De qué reino es?

-Vengo del Reino de Westend. Debo llevar un mensaje urgente al  Reino de Beginearth.

-¡Pare, pare! No necesito tanta información. Lo importante es que es un forastero. ¿Conoce el Reino de Starssleepy?- el joven negó con la cabeza- Debería. Allí reside la joven más hermosa que jamás osaréis ver.

-Lo siento, señor, pero no necesito ninguna doncella, bastante tengo ya con mi querida madre.

-Estoy más que seguro que si la veis, no os querréis despegar de ella.  Yo mismo la he visto y puedo asegurar que desde entonces no duermo tan bien como solía hacerlo, su imagen viene a mi cabeza todas las noches y no paro de soñar con esos lindos labios.

Con aquellas palabras, el buen hombre había llamado la atención de este valiente joven que había salido de su reino solo para hacer un simple recado.

El joven no tardó en preguntar sobre la doncella y el hombre no tardó en empezar una historia la mar de extraña.

-Verá, este reino debe su nombre a la historia que se esconde tras de él. Hace justamente hoy, cien años de que este reino quedó totalmente inactivo; la gente no trabajaba, los reyes no mandaban y las fiestas y la música se habían apagado. Según dicen,  la joven de la que os hablo es una princesa y cuando nació, nació con ella el odio de muchas otras doncellas ya que ellas no eran tan hermosas como la princesa. Entre estas doncellas celosas, una bruja malvada juró que cuando la joven cumpliese los dieciocho años la sometería a un profundo sueño, un sueño del cual no despertaría ni el reino entero.

››Los reyes trataron de protegerla, alejándola de la terrible verdad y obligando a que la joven viviese en esta misma cabaña con tres dulces ancianas. Pero la doncella no tardó en enamorarse de un hermoso príncipe que visitaba el reinado y, muerta de curiosidad, se acercó al palacio. Entonces, la bruja apareció en su camino, momentos antes de entrar ella a palacio, y engatusó a la hermosa joven diciendo que si se pinchaba su dedo con una rueca, el amor verdadero vencería y ella y el príncipe podrían vivir felices para siempre.

››Fue entonces cuando ella cayó presa del sueño al igual que todos los aldeanos. Y, desde entonces, todos los hombres que se han acercado a ese reino han contemplado a la hermosa joven y han tratado de despertarla con un beso de amor porque todos saben que los maleficios se rompen con la magia poderosa del amor, pero ya llevan durmiendo unos cien años.

-¿Cree que podré despertarla?- preguntó el joven cada vez con más curiosidad.

-Puede intentarlo.

-Pero, han pasado cien años ¿sigue igual de bella?

-El tiempo se detiene en el Reino de Starssleepy, señor. Puedo hacerle un mapa si lo desea, no está muy lejos de aquí y todos estaríamos agradecidos si alguien logra despertar a la princesa.

El joven se levantó de su asiento y corrió a coger su caballo, recordando las indicaciones que aquel buen hombre le había dado. Siguió recto por el bosque y cuando este se estaba haciendo cada vez más oscuro giró entonces a la izquierda, siguiendo un camino hecho de tierra negra.

Por fin pudo divisar el reino, parecía que el tiempo no había pasado para los edificios, así que el hombre tenía razón, los días se habían parado. En aquel cielo totalmente gris ni se divisaba la silueta del Sol ni se divisaba la hermosa luz de la Luna, así que el joven no supo si era de día o de noche.
Paseó por la silenciosa plaza y por los silenciosos callejones hasta llegar por fin a su destino, el castillo.

La joven se encuentra en los más alto del torreón de la derecha”  había dicho el hombre. El joven corrió por las escaleras de piedra y abrió todas las puertas que se interponían entre aquella princesa y él.
Al final, llegó a la habitación de la joven y pudo verla en su cama, tendida como si estuviese dormida, en realidad eso era lo que hacía.

La habitación estaba en penumbras pero no tardó en divisar otra sombra, una sombra que se movía.

-¿Quién anda ahí?- dijo mientras sacaba su espada del cinturón.

-Por favor, no será necesario que me apuntéis con esa cosa puntiaguda- dijo una voz chillona de mujer.

-¿¡Quién es!? ¡Nadie me habló de que cuando viniera a ver a la joven habría alguien esperando!

-Eso es porque nadie hasta ahora me había supuesto una amenaza, caballero. ¿Seréis vos tan valiente como para derrotar a una bruja?

El valiente joven lo entendió todo, si él suponía una amenaza para la bruja era porque él podía despertar a la joven.

No lo pensó más y comenzó a dar espadazos al aire rezando para que alguno le diera a la sombra pero por lo visto ninguno de sus punzantes estocadas le dio.

-Creéis que me podéis matar. Solo soy una sombra, señor.

El joven no entendió nada pero sus ojos ya se habían posado en el cuerpo de la bella damisela que reposaba tranquilamente en su cama. Aquel pelo dorado, como el más reluciente oro que él jamás había visto, sus labios rojos como la más apetitosa manzana y su piel blanca y seguramente suave como la nieve cuando cae levemente en primavera logró hipnotizarlo.

No escuchó a la sombra que trataba de detenerle, ni tampoco notó dolor cuando ésta lo hería con algún tipo de maleficio porque, sin siquiera él saberlo, se había creado el mejor escudo del mundo: el escudo del amor. Aquello que ni siquiera la magia negra podía romper.

El joven se fue acercando a los labios de la joven y los unió en un cálido beso. De repente toda la habitación se iluminó y la sombra de lo que una vez fue la bruja desapareció para siempre en un agudo grito que nadie pudo oír.

El valiente joven se separó un poco de la princesa y esperó a que esta abriera los ojos y, efectivamente, lo hizo. ¡Por fin pudo ver aquellos ojos color esmeralda! La princesa miró al apuesto joven y una sonrisa se dibujó en sus labios.

-¡Oh, William! ¡Sabía que la bruja no me engañaría!

El joven miró extrañado a la doncella que en aquel momento se lanzó a sus brazos y abrazó el cuerpo del joven con muchas ganas.

-¡Parece que he dormido cien años! ¡Pero yo tenía razón! ¡El amor vencería! Sabía que sentíais lo mismo que yo. Ahora iremos a hablar con mis queridas cuidadoras y organizaran una gran boda por todo lo alto que durará tres… no, seis días enteros.– la joven lo miró con ojos radiantes, él se decidió a hablar.

-Pero, princesa, yo no me llamo William.

Los secretos de RED

lunes, 23 de septiembre de 2013

La verdad saldrá a la luz aunque todos ya lo sabían.... Llegué tarde.  Esto solo me pasa a mí...
En fin aquí os traigo lo que "prometí", dije que lo podía hacer o no pero he decidido hacerlo :) ¡bieeen!
Esta vez estamos para hablar del último disco de Taylor (para mi gusto el más monorojoso: monoso+ rojo)
Este es mi disco, la edición deluxe con 22 canciones y dos discos... (definitivamente: me encanta este disco *.*) Queee me voy del tema... comencemos a ver esos mensajes ocultos: (solo haré las canciones en las que aparecen la letra porque las bonus no las puedo hacer... jajaja)

1. State of Grace:  "I LOVED YOU" DOESN'T COUNT AFTER GOODBYE (Te amé no cuenta tr el adiós) 
2. Red: SAG (No idea)
3. Treacherous: WON'T STOP TILL IS OVER (No pararé hasta que terminé)
4. I knew you were trouble: WHEN YOU SAW ME DANCING (como alguien me diga que esta canción va para Harry de 1D... mato a esa persona virtualmente, no sé cómo... pero lo haré)
5. All too well: MAPLE LATTES (se supone que es algo del starbucks ¿no?)
se supone que es para este tío de la foto. 
6. 22: ASHLEY, DANNA, CLAIRES, ELENA (sus amigas forever crazy in a party)
7. I almost do: WROTE THIS INSTEAD OF CALLING (escribí esto en vez de llamar. Que potitooo!)
8. We are never ever getting back together: WHEN I STOPPED CARING WHAT YOU THOUGHT (Cuando paré de preocuparme por lo que pensases)
9. Stay, saty, saty: DAYDREAMING ABOUT REAL LOVE ( Fantasía/Ensoñación sobre el amor verdadero. Me encanta esta canción, es taaan alegre)
10. The last time: LAONY, OUR BREAK (Laony (ni idea de quién es) nuestra ruptura. No sé como he podido vivir sin esta canción)
11. Holy ground: WHEN YOU CAME TO THE SHOW IN SD (Cuando viniste al concierto en San Diego)
12. Sad, beautiful tragic:  WHILE YOU WERE ON A TRAIN (Cuando estabas en un tren)
13. The lucky one: WOULDN'T YOU LIKE TO KNOW (No te gustaría saberlo. Esta canción habla de la fama... Otra magnifica canción :'))
14: Everything has changed: HYANNIS PORT (Hyannis Port. Un chico, ni idea de quién es)
15: Starlight: FOR ETHEL (Para Ethel. Igual que arriba, ni idea xD)
16. Begin Again: WEAR HEELS NOW (Llevo tacones ahora. La canción al principio dice: A él no le gusta cuando llevo tacones pero a mi sí... lo he dicho todo con esa frase jajaja) 

CONCLUSIÓN: Da igual para quién sea la canción, da igual que sea para un ex o que en ella lo deje como un idiota. Todas hemos pasado por esto, yo utilizo mis relatos para expresar mis sentimientos y ella se desahoga escribiendo canciones sobre el asunto. ¿Qué más nos da? Yo solo sé que me encantan sus canciones y para quién la escriba solo es un dato más sin importancia porque de verdad que amo cada una de sus letras, es... una sensación indescriptible, la que la música nos debería transmitir cuando está bien escrita o bien compuesta. Ella lo consigue, al menos yo siento esa sensación.  Es simplemente su voz y la música no hay nada más... No creo que se deba odiar a nadie por querer componer música... Así que solo me queda decir:

El secreto de Speak Now

jueves, 19 de septiembre de 2013

Hellousi everybody! Aviso importante para todos. Si no os gusta Tayloe Swift ya os podéis ir de esta entrada porque hablaré de ella y solo de ella.
pero os espero de vuelta :) 
Comencemos... Hoy, en una tarde en la que tenía que repasar el vocabulario griego bonito mientras escuchaba Taylor Swift y veía la cosa esa que ponen en los discos para que leas las letras, he pensado: "¿por qué hay letras en mayúsculas en algunas palabras?" Esto ya lo había pensado antes peeero ha sido hoy cuando me he puesto a averiguarlo y al coger todas las letras en mayúscula de una canción...
¡No me lo podía creer!... Sé que muchos ya sabréis esto peeero yo no. Pero si no os habíais enterado de esto puees... lo pondré aquí porque me hace ilu. ^^ Aquí vamos: 

1.Mine (si juntamos las letras mayúsculas dice:) TOBY. Que casualmente es el chico que sale en este vídeo
2. Sparks fly: PORTLAND, OREGON. Creo que es donde cantó por primera vez esta canción.
3. Back to December: TAY. Todas sabemos que esta canción es para Taylor Lautner (el Jacob de Crepúsculo, el mismo) 

4. Speak Now: YOU ALWAYS REGRET WHAT YOU DON'T SAY (Siempre te arrepientes de lo que no dices) Muy cierto Taylor. 
5. Dear John: para todos los que  dicen que Taylor es muy mala al hacer canciones sobre sus exs. LOVED YOU FROM THE VERY FIRST DAY (Te amé desde el "primerísimo" día) 
6. Mean: THOUGHT YOU GOT ME (Pensé que me tenías (?) emm... algo por el estilo, sé lo que quiere decir pero luego al traducirlo... no sé me da muy bien jajajaja) 
7. The Story of Us: CMT AWARD. Ni idea, solo sé que son unos premios jajaja
8.Never Grow Up: I MOVED OUT IN JULY (Me mudé en Julio) Obvio, esta canción solo recuerda su infancia.
9. Enchanted: ADAM. Creo que Adam es una persona que Taylor quería conocer. 
10. Better Than Revenger:  YOU THOUGHT I WOULD FORGET (Creíste que olvidaría) Para la querida ex-novia de Joe Jonas :)
11. Innocent: LIFE'S FULL OF LITTLE INTERRUPTIONS (La vida está llena de pequeñas interrupciones) Eso... 
12. Haunted: STILL TO THIS DAY (Aun hoy en día (y yo añado) obsesionada= haunted)
13. Last Kiss: FOREVER AND ALWAYS ( por y para siempre, así lo diríamos en español) Canción que hizo para Joe y su mensaje se refiere a otra canción para él. 
14. Long live: FOR YOU (Para ti) Pues para mi. 
¡Toma, para tu, pupete.! 
Uff, eso es todo. Tengo también la del disco RED. No sé si lo haré o no pero yo me inclino más para el sí jijijij. Me ha gustado mucho pasarme una tarde (tampoco tanto, habrá sido una hora o así jajaja) haciendo esto y comiéndome el coco para juntar bien las letras SIN ayuda de internet :) que orgullosa me siento jajajaja. De todas maneras si queréis comentarme diciendo que queréis más... hacedlo. 
(Y si alguien que no es fan se ha quedado leyendo toda la entrada.... Muchas Gracias!^^) 
Nus vemus!!^^ 



Cuando cantáis juntos

miércoles, 18 de septiembre de 2013

-Quiero que dejes de verle.

-¿Qué? ¿Por qué?

-Ya deberías saber por qué. No es ningún secreto que tú y él…

-¿Qué él y yo qué? ¿Crees acaso que ha pasado algo entre nosotros?

-Sí, realmente lo creo.

-No tienes ninguna prueba de eso.

-Claro que sí. Todos los días que quedamos con ellos en plan “pareja”, observo como os miráis los dos, una mirada que nunca he tenido contigo y su novia también se ha dado cuenta de ello.

-Eso sigue sin probar nada.

-¿Tienes tan poca vergüenza que eres capaz de mentirme en mi cara? Os he visto miraros y hablaros, he visto esos roces de manos cuando camináis, y cuando cantáis juntos… cuando cantáis juntos hay una conexión que no lograré tener jamás contigo. Por eso quiero que dejes de verle o al menos quiero que me dejes admitiendo que tienes algo con él.

-¡Pero es que no tengo nada con él! Solo es mi amigo, mi compañero en esos escenarios tan pequeños, sin él no estaría donde estoy ahora.  ¿Quién fue el que me lo presentó? ¿Quién fue el que dijo que cantaríamos muy bien los dos juntos? ¿Fui yo, Josep? ¿¡Fui yo!?

-No. Yo insistí porque creía que lo nuestro tenía futuro. Lo siento pero es él o yo.

-¿Estás haciendo que elija entre mis sueños y tú?

-Sí, eso hago.

-Pues lo siento, Josep. De veras lo siento porque vas a salir perdiendo en esto. No renunciaré a mis sueños solo porque tú no confíes en mí.

La carrera

viernes, 13 de septiembre de 2013

Ahora mismo estoy corriendo, no sé por qué lo hago pero estoy allí, corriendo sin parar.
Mis compañeros me van adelantando poco a poco. Al principio íbamos todos a la par pero, no sé por qué, esto se ha convertido en una competición, una estúpida competición por ver quién es el primero en…

Han empezado a correr más rápido y cada vez más pasos nos separan los unos de los otros.  Algunos se caen pero logran levantarse al rato y siguen con la carrera. Algunos van al mismo ritmo y recorren aquel camino en compañía. Ese es mi caso, al menos lo era.  Yo iba en compañía hasta que por alguna extraña razón la persona que iba a mi lado comenzó a correr y se alejó de mí a una velocidad que ni yo misma me creo.
Ya solo veo la silueta borrosa de todas las personas que habían empezado a correr conmigo, pronto desaparecerán… Ya han desaparecido.
Sigo corriendo pero por más que lo intento no logro divisar a nadie… Me empieza a faltar el oxígeno, toda esta carrera me está matando. Voy disminuyendo la velocidad hasta que me paro del todo y espero a que pueda recuperar el aire que me falta para poder continuar.
Es entonces cuando me fijo en el lugar que estoy, es realmente precioso, es… demasiado hermoso. Nadie se había fijado en el paisaje ya que estaban tan concentrados en la carrera, pero yo lo había hecho.

Aun guardaba la leve esperanza de ver aparecer a alguien para que me hiciera compañía, pero esa esperanza se rompió en pedazos. Ninguno volverá a por mí, seguro que ya se han olvidado de esa chica que iba corriendo más despacio que los demás.

Así que no me queda otra. Miro al frente y comienzo a caminar. Voy a mi ritmo, al que me puedo permitir mientras observo toda esta belleza. Al fin y al cabo, el camino es el mismo…

¿Quién fue el que dijo que había que correr? ¿Quién fue el que dijo que esto era una carrera y que si te quedabas atrás perdías? ¿De verdad era yo la que estaba perdiendo? ¿O por el contrario son ellos los que se están perdiendo este camino tan tranquilo y bello?

¡Qué más da llegar primero a la meta! ¡Ellos se lo pierden! Yo me quedo aquí, disfrutando de este paseo mientras noto el viento que me seca las gotas de sudor, mientras aspiro ese maravilloso olor que desprende este camino, mientras mis ojos se quedan con cada una de las cosas que ve.

Puede que no gane esta carrera pero al menos, he disfrutado del paisaje.  

Reseña #6: Cresncendo

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Título original: Crescendo

Autor: Becca Fitzpatrick

Editorial: Ediciones B

Páginas: 405

Sinopsis: ¿Te atreves a sentir la química entre Nora y Patch? 
A pesar de su fascinante relación con Patch y de haber sobrevivido a un intento de asesinato, la vida de Nora dista mucho de ser prefecta. Patch está empezando a alejarse y Nora no sabe si es por su bien o porque cada vez está más interesado en su archienemiga Marcie Miller.
Además, una seri de imágenes sobre su padre la acosan de manera recurrente. A medida que Nora se sumerge en el misterio de su muerte, comienza a sospechar que su sangre nefilim puede estar relacionada con el asunto. Pero Patch no le da ninguna respuesta, por lo que ella decide investigar por su cuenta, arriesgándose hasta el límite. ¿Qué verdad se esconde detrás de la muerte e su padre? ¿Puede contar con Patch o éste le oculta secretos más oscuros de lo uqe ella imagina?
Una novela de amor, intriga trepidante y ángeles diabólicamente seductores.


Opinión personal: Dejemos atrás la portada....


No sé por donde empezar... A ver, el libro no está mal ni nada de eso, de hecho me lo he leído muy rápido ya sea porque tenía ganas o porque es sencillo de leer.
Patch... he de decir que, a pesar de que no has salido mucho, me has gustado mucho más que en el primer libro. En fin, te estoy cogiendo un cariño especial y la verdad que eres uno de los afortunados que me agrada.
Nora... en ocasiones... quiero matarte. Enserio, me sacas de quicio porque eres tan... no sé... Siempre metida en tus pensamientos: "que si Parch es malo, que si Patch se ha ido con la otra, que mantengo mi orgullo por encima de todo y paso de Patch" ¡Aclárate! ¿No ves que Patch solo está por ti? Entonces ¿pa`qué tanto?.... ¿Pa`qué?

El libro pues, para que os voy a engañar, logra que me enganche y el final me ha dejado con muuuuuuuuchas ganas de conseguir el siguiente libro: Silence pero para que mentir si sé que lo único que quiero es el último libro: Finale para ver esa portada que tanto me gusta*.*

*MINI-SPOILER* El siguiente que me gustaba era Rixon pero con lo que pasa en el libro... ya no tanto... *MINI-SPOILER ACABÓ*

Y después está... Scott, que es la primera vez que sale en este libro y que no sé si saldrá más adelante pero en fin Scott, pues es Scott... Me ha gustado que esté. 

Frases: -La luz mantenía los monstruos de mi imaginación a raya. (frase estrella, es la que más me ha gustado) 
- Aparté la mirada, pero no por eso se diluyó la envidia que me pesaba como una roca en la garganta.
-No me acuerdo de los errores que he cometido. Recuerdo los aciertos. 
-¿Estás loco? -Loco por ti

Just love yourself

lunes, 9 de septiembre de 2013

Las gotas de sangre resbalaban lentamente por la bañera y manchaban el suelo volviéndolo de un color rosáceo. 
Ella estaba sentada en la bañera, con el agua caliente cubriéndole todo el cuerpo. Los ojos los mantenía cerrados tratando de no llorar por el inmenso dolor que sentía. No por el hecho de que estaba sangrando sino por las palabras de sus compañeros que resonaban en su cabeza.  
Fea, Gorda, Inútil… Todas esas palabras y más había tenido que oír una y otra vez en sus caminos por el pasillo del instituto. 

Pero aquel día era el peor, ese día había decidido ir a la fiesta de esa tal… Grace, la típica popular del instituto. Se había arreglado para tratar de impresionar a los demás, se había puesto el mejor vestido que tenía, un poco de maquillaje en la cara y un recogido mono. Ella se había mirado al espejo y había reconocido que no estaba del todo mal. 

Llegó a la fiesta y, como era de esperar, a los pocos minutos de estar ellas allí comenzaron las burlas. Esta vez no le dolieron tanto, ella estaba guapa y lo sabía a pesar de lo que dijeran los demás pero… las palabras de él, las palabras que nunca espero que salieran de su boca… El chico del que estaba enamorada se había burlado de ella… Y eso fue la que la obligó a salir corriendo de la fiesta y encerrarse en el cuarto de baño de su casa.

Las lágrimas que recorrían su cara eran negras, tal vez por el rímel o tal vez porque estaban sufriendo ellas también.  

Dejó la navaja encima del lavabo y se miró su antebrazo que reposaba en el borde de la bañera. En él estaban escritas tres únicas palabras… Las que le ayudarían a comenzar de cero, las que pondría en práctica día a día y las que escribiría en todas partes menos en su piel. No, ella ya no volvería a hacer aquello otra vez.  Esta era su forma de despedida a su antigua vida.  
Las leyó en voz alta una vez más: Just love yourself 



Con una sola palabra ya soy tuya

sábado, 7 de septiembre de 2013

Con una sola mirada me tienes enjaulada
Con una leve sonrisa me tienes encantada.
Que daría yo por tenerte,
por tocarte,
por abrazarte…

Quiero que el viento lo susurre,
que las montañas te hablen.
Quiero que el mundo entero te haga ver
que me eres más necesario que el aire.

No sé cómo decirte lo que siento,
ni siquiera encuentro palabras para ello.
Nada de lo que te diga podrá igualar
a lo que me pasa muy adentro.

(Sin ti…)
Los días pasan muy lentos
Los minutos se hacen eternos
Y los segundos son todo un mundo.


Ahora me tienes delante.
Ambos estamos callados
y yo deseo tomarte de la mano.
Pero no lo hago,
Solo espero.

Habla…
Y con una sola palabra ya soy tuya.
Calla…
Y sabré que todo se acaba.

El mejor sueño de todos

jueves, 5 de septiembre de 2013


La brisa marina recorría mi cuerpo haciéndolo estremecer, mientras observaba la puesta de sol en la playa en unos minutos de dulce soledad. Era imposible que me creyera que el verano  ya había acabado pero la manta que reposaba en mis hombros me decía todo lo contrario.

Había sido uno de los mejores veranos de mi vida. Lo había tenido todo: playa, amigos, piscina, viajes, tardes de helado, él…

Claro que él no había llegado a principios de verano. Lo conocí… Sí, lo conocí aquí, en la playa.
Era julio y yo había decidido ir con mis amigas a la misma playa que siempre vamos, al mismo lugar que ya era nuestro. Así que a las once ya estábamos allí. Había mucha gente, pero nosotras nos hicimos un huequito y clavamos nuestras sombrillas lo mejor que pudimos.

Miramos al mar, había bandera amarilla y las olas se elevaban saludándonos y chocaban contra la arena. Nos miramos  y sonreímos, no tardamos en quitarnos la ropa y correr hacia el agua.

En lo que duro el camino de ida al agua, me di cuenta de que él estaba allí. Un chico apuesto, de mi edad, con algunos que otros días de gimnasio o, en todo caso, de practicar cualquier deporte, que se veía aun más atractivo con aquel bañador de color rojo. Me miraba con intensidad y yo me volví hacia mis amigas, con mis mejillas ardiendo y probablemente de un color rosáceo.

-¡Mójate ya, lenta!- dijo una de mis amigas mientras me salpicaba y me empapaba con aquella agua salada.
Me tiré sin pensarlo al mar y quede unos segundos bajo el agua. Después salí de las profundidades y dejé que solo mis ojos se vieran por encima del agua.  Mis amigas rieron y empezamos a jugar con las olas. De vez en cuando mis ojos llegaban hasta el chico que se encontraba justo a mi lado y, en ciertas ocasiones, nuestras miradas coincidieron.

-¡Venga, por favor! ¡Lánzame al agua como siempre haces!- un niño de no más de seis años de edad le pedía, casi suplicándole, al chico del bañador rojo que le tirara al agua.

El chico me miró, nuestras miradas chocaron. Fue entonces cuando me quedé unos segundos sumergida en aquellos ojos color aguamarina, me dirigió una sonrisa y luego posó su vista en el niño. Rápidamente, aparté mis ojos de la escena y me fijé en el horizonte.

-Me ha entrado frío, voy a nadar.

Mis amigas se miraron y asintieron, sabían que siempre me gustaba nadar un poco cuando me entraba el frío. Comencé a mover mis brazos y mis piernas, no nadaba estupendamente, nunca he nadado bien, pero más o menos podía avanzar. Me paré y me quedé suspendida en el agua, tratando de no unirme con el vaivén de las olas.

Nos decidimos a salir, sin muchas ganas, del agua para comer algo. El día se había puesto peor, unas nubes grisáceas tapaban el sol y unas cuantas gotas comenzaron a caer sobre la playa haciendo que bastante gente empezara a recoger sus cosas y a marcharse de allí, entre ellas el chico del bañador rojo y lo que deduje que eran su familia. Lo seguí con la mirada hasta ver que entraba en un hotel que estaba en frente de la playa.
Me quedé mirando la puerta por la que había desaparecido hasta que una de mis amigas me zarandeó un poco y me extendió mi bocadillo.

-Tengo que coger el autobús ya, o lo perderé y hoy tengo el día muy ocupado.

Ya eran las cuatro de la tarde y mi amiga se tenía que marchar, las otras nos miramos y asentimos con un leve gesto, nosotras también nos iríamos. Empezamos a recoger; mientras guardaba la sombrilla en su bolsa no pude evitar posar mi vista en la piscina de aquel hotel, por donde se había ido el chico, y me dio un vuelco el corazón al ver aquel bañador rojo, el chico se dirigía otra vez a la playa.
Si tardaba menos podíamos coincidir y verlo por última vez. Comencé a andar, ya que vi que mis amigas se habían adelantado.

-Sí, mañana tengo que ir de compras ¿te vienes?- mi amiga, que en aquel momento me estaba explicando sus planes, se calló al observar al chico que pasaba por nuestro lado en aquel instante, bajé la cabeza con mis mejillas ardiendo- Menuda miradita te ha lanzado ese.

Giré un poco la cabeza y le miré; él se había metido las manos en los bolsillos del bañador y caminaba más lento que antes.

Seguí mi camino odiándome por no haberle mirado. Casi llegábamos a la parada cuando oí unos pasos detrás de mí. Una mano me agarró el brazo y me impidió que siguiera caminando.

Me giré y allí estaba él. Por fin podía verle mejor su rostro tan perfecto, por fin pude perderme en esos ojos agua marina que me había atrapado desde un principio.  Me sonrió con la respiración algo entrecortada, había corrido bastante para llegar allí.

-¿Sería un maleducado si te pidiera tu número de teléfono?-le miré, tragué saliva y le sonreí.

-Serías un maleducado si me pides solo mi número y ni te preocupas por mi nombre- el chico rió y comenzó a tocarse los bolsillos en busca de algo. Yo abrí mi bolso y rebusqué dentro de él, saqué un bolígrafo y cogí el brazo del chico- Aquí tienes: mi número y mi nombre.

-Genial, eh…- miró su brazo- Sara. Bonito nombre. Yo soy Isaac y prometo no tardar mucho en llamarte.
Sonrió y se despidió con la mano mientras volvía hacia la playa.

Aquella misma noche recibí una llamada de un número desconocido. Era él.

Abrí los ojos, ya había recordado suficiente. ¿¡Por qué!? ¿Por qué el verano no puede durar más? Había sido tan maravilloso que volver al instituto sería como caerse de una nube que estaba a kilómetros de altura.
Me levanté de la arena y me dirigí hacia el agua dejando que mis pies sintieran las refrescantes aguas del mar que iban y venían al son de la música de la naturaleza.

El mejor verano de mi vida. El mejor sueño de todos, ahora toca despertar y volver a la cruda realidad, a los días encerrados en cuatro paredes que forman tu cuarto estudiando yo-que-sé-qué cosa nueva aprendida en el instituto.

Pero al menos… podré esperar a que el sueño venga de nuevo hacia mí, esperar a que el verano llegue y me traiga su sonrisa, sus ojos, sus brazos…Que me traiga de nuevo a él.

Amélie

domingo, 1 de septiembre de 2013

Acaba de darse cuenta… Ella, esa muchacha que estaba sentada viendo pasar el paisaje tan rápidamente en el tren, se había dado cuenta de que ella era como Amélie, la protagonista de esa película francesa  que echaron el día anterior en la tele.

Ella siempre ayudaba a los demás en cualquier cosa, siempre trataba de que todos fuesen felices… pero ¿qué había de ella? Deseaba cosas pero no sabía el qué exactamente. Necesitaba amor… ese amor que no tuvo de pequeña, el amor que no le proporcionó ninguno de sus  padres.

¿Qué pasará cuando encuentre a esa persona idónea? Pero, lo más importante de todo era ¿llegaría esa persona?

Todos pensaban que ella estaba loca, que le faltaba un tornillo o algo así. Siempre le cuestionaban sus acciones y aquello ya la estaba cansando un poco.  Aquel día iba a ver a un anciano en la residencia de su ciudad, el pobre estaba solo en esta vida y ella había decidido darle compañía, además era un hombre muy amable que siempre le ayudaba con sus  consejos y sus ideas.

‹Creo que la señora Gómez lleva demasiado tiempo encerrada en su casa. Quizás necesite a alguien… alguien como el dueño de la cafetería de abajo››

¡Qué contenta estaba ahora la señora Gómez! La sonrisa que le lanzó cuando pasaba por la cafetería era una gran satisfacción para la pequeña “Amélie”. Se sentía como un ángel guardián que lucha por la felicidad de los demás.

Por desgracia, ella no tenía ningún ángel guardián que la hiciese feliz, que le guiase por el camino correcto avanzando lentamente hacia su final de cuento, hacia la persona de sus sueños.

Posó su vista en el interior del vagón. Todas las personas estaban a lo suyo y parecían tristes, incluso el color de su cara se había convertido en un gris extraño. Se miró sus manos, no tenían  el mismo color que el del resto de las personas allí presente, su color de piel era un color vivo.

El tren se paró y algunas personas bajaron de él y otras subieron. Ella los miró todos iguales, todos del mismo color grisáceo menos… él.

Un muchacho extraño que no superaba los veintiséis, igual que ella. Llevaba una bolsa de esas que las pueden reutilizar, el joven miró el vagón y al no encontrar ningún asiento libre se agarró a un barrote cerca de ella.

Lo miró muerta de curiosidad y con el corazón a mil por horas. El joven pareció darse cuenta de su presencia y le sonrió.

En aquel momento el tiempo se paró, el tren se detuvo, las agujas del reloj se quedaron en las  doce y cuarto y ellos dos se miraron durante un tiempo.

Pero entonces él apartó la vista y el tren volvió a andar y las agujas volvieron a hacer su conocido sonido.
¿Lo habría notado?  ¿Él había notado y oído el sonido de su corazón latir tan rápido?

-¿Por qué no se sienta aquí?- ella se llevó las manos a la boca, ella no había ordenado que aquellas palabras salieran de su boca pero lo hicieron. Él la miró con una curiosidad divertida- Está ahí de pie… cuando tiene un asiento al lado de una extraña.

Él se acercó a ella y se sentó mientras le mostraba una sonrisa radiante.

-Para mí no es una extraña. Ya la conozco, pequeña  Amelie.