Ya está harta, no soporta más, está dispuesta a decir “basta”

jueves, 4 de abril de 2013

Su despertador suena y ella se levanta, cada día lo mismo. Llega a su armario, lo abre y elige lo que se va a poner ese día, una vez elegido se dirige al cuarto de baño para cambiarse y arreglarse para ir al instituto. Mientras camina por el largo pasillo, va pensando sobre lo que la mañana le depara, las  sorpresas que le trae el día; algunas buenas y otras malas.

Va a pegar a la puerta del cuarto de baño pero esta se abre enseguida dejando ver a ella, su hermana, una toalla de rosa claro le rodeaba la cabeza mientras que otra toalla de un rosa más oscuro envuelve su cuerpo perfectamente definido. Como la envidia, ella es perfecta, aun así no se ve guapa, su hermana puede llegar a ser idiota muchas veces.

Entra al cuarto de baño y se mira en el enorme espejo que recubre la parte superior de la pared. Ella no es como su hermana, ni mucho menos, su cuerpo está, como ella dice, deforme. Todas las chicas que ve en su instituto están mucho mejor que ella, con esas piernas delgadas, esos culos bien definidos, esa barriga plana… todos sus cuerpos son perfecto. Se pueden poner lo que quieran, lo que más les guste, pantalones cortos, muy cortos, camisetas pegadas, muy pegadas, tacones altos, demasiado altos. Y aun así necesitan dos kilos de maquillaje porque sus caras no son tan perfectas como sus cuerpos.

Por desgracia eso ella no lo ve, porque ella tiene la cara más bonita de toda su ciudad, porque ella es la más guapa y no lo sabe, a pesar de no tener las piernas delgadas, el culo definido, la barriga plana, a pesar de todo ella es perfecta a su modo. Ella no lo ve… pero hoy…

Hoy se ha mirado al espejo con su ropa preferida puesta y ha sonreído, ha sonreído porque ha visto lo guapa que está hoy y esa sonrisa, por mucho que se burlen o se rían de ella, no se la va a quitar nadie. Porque esa satisfacción de salir a la calle sabiendo que eres guapa, no te la quita nadie, porque vas lista para comerte el mundo. ¿Qué dirá ese chico, por el que se muere, cuando la vea tan confiada en ella misma? ¿Habrá esa posibilidad de que le gusté como va ella hoy?

Definitivamente, hoy es un día especial, porque a lo largo de la semana descubrirá una cosa. Descubrirá que para que alguien te quiera lo primero que tienes que hacer es quererte a ti misma. Porque… si (en estos momentos) nadie te quiere ¿quién te va a querer? ¿Quién te va a decir lo guapa que estas hoy? Tú y solamente tú tienes derecho a decir que estas guapa, que hoy te ves genial, que esa ropa te queda estupenda, que eres perfecta tal y como eres.

3 canciones:

Amistad Secreto dijo...

Qué bonito! Hay que quererse, porque si no te quieres a ti mismo, ¿quién te va a querer, no? Pues eso. Que el relato es precioso y enseña una valiosa lección :)
Besitos :)

Caami *,* dijo...

Me encantó, Lidia. Sinceramente, es cierto que a veces se necesita ese comentario: eres linda, guapa. Eres perfecta, tienes la sonrisa más bonita, etc porque son frases que te suben el ánimo, sin embargo, lo importante es quererse y aceptarse tal cual uno es. Todas somos hermosas, sólo hay que aprender a sacarse partido :).

Besitos, me encantó esto que escribiste :)!

Jessica White dijo...

Que hermoso , me encanto! la verda muchisimas gracias me sirvio mucho :') !! ojala pudiera cambiar y aceptarme! lo voy a intentar ! (= besos

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)